Arriba

Jessie Cervantes

Pachuca vs América

Pachuca se impone con autoridad ante América y avanza a la Gran Final del futbol mexicano

Luego del cardiaco duelo entre Tigres y Atlas, donde los rojinegros concretaron su pase a la final, Pachuca logró el segundo boleto para el gran duelo en la Liga MX.

De esta forma, los Tuzos regresan, después de 6 años a esta última fase del torneo, esperando obtener su séptima estrella, mientras que los Zorros buscan la tercera y el bicampeonato.

Sobre las acciones del encuentro entre Pachuca y América, el partido lució parejo en los primeros minutos del encuentro; sin embargo, América fue al arranque quien se mostró más propositivo, ante la necesidad de ganar, sí o sí, el encuentro; sin embargo, la escuadra de Fernando Ortiz no se encontró con el gol.

A pesar de la propuesta ofensiva de América, los dirigidos por Guillermo Almada no tardaron en encontrar el gol que agrandaría la ventaja en el global, cuando Romario Ibarra aprovechó un centro dentro del área, cortesía de Avilés Hurtado.

El ánimo comenzaba a caer para la escuadra de Coapa, que a pesar de los intentos, no lograba encontrarse con el gol.

Antes de finalizar la primera parte del encuentro, apareció nuevamente el cuadro hidalguense para marcar el 2-0 (3-1 global), cuando Erick Sánchez, recibiría el esférico metros atrás del área grande y sacaría disparo raso que entraría pegado al poste derecho de arco de Guillermo Ochoa.

Aún más motivados, los Tuzos lograron mantener el control del duelo, ante la desesperación de la Águilas, que cada vez mostraban más cansancio y desesperación, pero sabiéndose que en el futbol no hay nada escrito, mantuvieron sus esperanzas en acortar la diferencia en el marcador.

Para la mala fortuna de los visitantes, los dirigidos por Almada volvieron a anotar, nuevamente de la mano de Romario Ibarra, dejando prácticamente muertas las esperanzas de los azulcremas, que necesitaban marcar 4 goles.

Finalmente, el marcador se mantuvo 3-0 (4-1 global), y así, el líder del torneo demostrara de qué está hecho, y ahora deberá enfrentarse a un Atlas, que ha demostrado que también está listo para cosas grandes.