Arriba

Jessie Cervantes

Reed Hastings Netflix

El rumbo de Netflix, tras la renuncia de su fundador

Cambió las reglas de la televisión on demand, trajo nuevas opciones para el entretenimiento y le puso fin al negocio de los videoclubs. Estos fueron solo algunos de los logros de Reed Hastings, gracias a la creación de la plataforma de streaming de paga más importante de la actualidad, Netflix.

Con todos esos antecedentes, este 2023, Hastings ha tomado la decisión de hacerse a un lado de la dirección de Netflix, puesto que compartía con el co-CEO Ted Sarandos, y de esta forma pasar a un puesto de Presidente mucho menos trascendente en la toma de decisiones.

Ante este cambio importante, muchos se preguntarán cuál será el rumbo de la plataforma, tomando en cuenta los importantes cambios que ha tenido la industria del streaming y la fuerte competencia que ha surgido con el crecimiento de empresas como Disney+, HBO max, Amazon Prime Video, entre otras.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por EL CEO (@elceo__)

El 2022, sin duda fue uno de los años más complicados para la empresa de la N, precisamente por la amenaza que tenía de parte de la competencia y los duros ajustes que tuvo que hacer internamente, entre los que implicó un recorte masivo de personal, a mitad de año.

Para el cierre de año, Netflix optó por echar en marcha el plan básico con anuncios, el cual ofrece en un menor costo ($99 MX) la opción de disfrutar el catálogo de la plataforma, de forma limitada, y con publicidad incluida en la reproducción de su contenido.

Aunque muchos se opusieron a esta propuesta de Netflix, parece que la decisión final ha beneficiado a la empresa, y no tanto en el objetivo de tener suscriptores; sino de aumentar sus ingresos.

Con la salida de Reed Hastings, Netflix entrará en una nueva etapa, en la que el panorama luce mucho más estable que en 2022.